Julián Saad

En esta edición de La Cartelera, presentamos la entrevista a Julián Saad Pulido, promoción 1993, comunicador social, periodista, profesor del colegio y actual Coordinador de la Cuarta Sección o Semestralización, quien con su carisma se ha logrado ganar el cariño de varias generaciones de gimnasianos.

Esta es la entrevista:

La Cartelera (LC): ¿En qué año ingresó al GM?

Julián Saad Pulido (JSP): Yo entré al Gimnasio Moderno en 1985 a Quinto Decroly, venía del Gimnasio Los Cerros, un colegio demasiado estricto y, por cosas de la vida, mis papás me trajeron al Moderno, lugar que ha sido mi segunda casa desde entonces. En un momento de ese viaje por el colegio tuve otras prioridades y perdí Noveno, en esa época era difícil repetir en el colegio y estuve un año por fuera, en el Liceo Boston. Aunque fue una experiencia muy valiosa, desde el primer día, mi propósito fue volver al Gimnasio. En general me fue muy bien, y Mario Galofre me dio la oportunidad de volver al Moderno en Décimo.

Tengo muy buenos recuerdos del colegio en general, este es un lugar que tiene algo mágico, difícil de explicar con palabras. Para quienes estudiaron toda su vida es quizás más fácil ver a su colegio como algo normal, pero para quienes llegamos de otros lugares, este colegio fue un gran resguardo, un espacio de crecimiento en todo sentido.

(LC): De su época de estudiante ¿qué recuerda?

(JSP): A pesar de que le tenía pánico a hablar en público, me encantaba el teatro, electiva que siempre elegí, tal vez en un acto de masoquismo. Como profesor volví a las tablas. El teatro fue crucial para no tomarme tan en serio los problemas y asumir la vida con humor. Es curioso pensarlo ahora, pero en la actualidad, parte de lo que hago de alguna manera requiere de las artes escénicas.

Recuerdo también que me encantaba jugar a las escondidas o hacer guerra de eucaliptos en el zoológico, todo eso era estar en otro mundo.

Del Bachillerato recuerdo con mucha gratitud a Pompilio, él iba más allá de las clases, le abría a uno la mente, lo hacía a uno cuestionarse muchas cosas y el pacto de amistad con sus disciplulos . Debo reconocer que todos los profesores de alguna manera modelaron mi carácter; Maritza Charris, Myriam de Cuervo, Alberto Gerardino, Ernesto Galindo, Vicente Torres, Pompilio, Don Guillermo.

Las excursiones fueron muy importantes para nosotros, recuerdo con cariño un par de travesías por el Choco y Gorgona. Por la situación del país no pudimos realizar la tan esperada excursión en jeeps a la Guajira, pero en cambio fuimos al Huila en carros; los del otro curso llegaron un poco más lejos porque estaban mejor equipados.

Ya como profesor las excursiones son otra cosa, es una responsabilidad muy grande. Estamos en una transición donde este espacio formativo se asume con cero tolerancia al alcohol; ha sido difícil por la cultura que nos rodea, pero emocionante también, porque hemos podido comprobar hasta dónde los jóvenes son capaces de autorregularse, pasar bien, aprender y superar obstáculos sin el alcohol. En cualquier caso, las excursiones son quizás el espacio formativo más importante que tiene el colegio para fortalecer el conocimiento y los vínculos entre maestros y estudiantes.

(LC): ¿Alguna travesura?

(JSP): Más que una travesura, una historia particular. Cursaba el último grado y hacía parte del Comité El Aguilucho, allí, entre otros fortalecí mi gran amistad con Ricardo Silva, Germán Pardo y Sergio Mendoza. Para una de las ediciones yo estaba escribiendo un artículo sobre El Prof. Bein a quien no tuvimos la fortuna de conocer. Queríamos recolectar más información sobre este gran maestro, pero la idea era que fuera de primera mano, y fue así como con mis compañeros del comité realizamos una sesión de Güija para entrevistarnos con él. Nos quedamos por la noche en El Aguilucho y lo único que conseguimos fue un gran susto producto de algún ruido por ahí, que nos llevó a correr despavoridos del Edificio.

(LC): ¿El colegio lo llevó a ser la persona que es hoy en día?

(JSP): Sí, mis papás y el colegio. Debo decir que, jamás me imagine dictando clases, menos en un colegio y mucho menos en el Gimnasio Moderno. Haber pasado por acá y ser ex alumno, crea un vínculo mucho más cercano con los estudiantes. La formación escolar me ayudó a crear un puente entre mis alumnos y yo. Pasar por las aulas del Moderno contribuyó mucho más a la comunicación con ellos y a entenderlos mucho mejor.

(LC): Termina el colegio, va a la Universidad… y vuelve al Moderno.

(JSP): Todo empezó en 2001 cuando Ricardo Silva, también promoción 1993,  se había inventado una Electiva de cine. Ese año Ricardo tenía un viaje pendiente y me encomendó la difícil tarea de reemplazarlo. Aún no me había graduado, pero aun así asumí la clase, con el aval de Juan Carlos Bayona y, poco a poco, me fui quedando; me dieron más horas de clase, coordiné el Centro de Estudios Continuados, la emisora, me volví director de grupo y por 10 años aprendí muchísimo de todos mis estudiantes. De repente, me llegó una propuesta del Gimnasio Femenino para crear y coordinar la Oficina de Comunicaciones, y con el temor de dejar la comodidad que me procuraba el Moderno, y muchas expectativas, asumí este cargo durante dos años, tiempo muy valioso para seguir aprendiendo. En 2013, un año lleno de cambios para el colegio, Víctor Alberto Gómez, rector actual, me ofreció regresar al Moderno, opción que no había descartado y volví, convencido de que mi paso por este lugar ha sido fundamental en mi vida. Volví al colegio con nuevas e importantes responsabilidades, como la de asumir el gran reto del proceso formativo de los alumnos de los últimos dos grados.

 (LC): Fue Coordinador de la Emisora… ¿cómo le fue?

(JSP): Mi amor por la radio lo descubrí en la Universidad, durante el colegio no, a pesar de que Tito De-Irisarri, amigo y compañero de promoción se la había inventado. Cuando volví al colegio como profesor de cine, me reencontré con Tito y empezamos a tener algunas conversaciones. Él se ocupaba de la Oficina de Comunicaciones, donde hoy tiene una responsabilidad importante. En 2006  Tito y Juan Carlos Bayona, me ofrecieron coordinar este importante proyecto pedagógico del colegio. Trabajar en la emisora del Gimnasio Moderno, significó darle rienda suelta a todo lo que se les ocurriera a los estudiantes, era un espacio perfecto, abierto, para materializar proyectos de estudiantes y maestros. En esa época estrenamos la emisora on-line y con Tito nos inventamos los programas de radio “Crónica y de Música” que actualmente se transmiten los sábados a las 11:30 a.m., por los 106,9 FM. Lo que es hoy la emisora, un referente de la radio escolar en Colombia, se lo debemos a Tito. En estos últimos 3 años, no he podido dedicarle el tiempo que quisiera.

 (LC): ¿Pasó por La Cartelera?

(JSP): Si, en 1995 fui gerente y fotógrafo. Con Ricardo Silva, Daniel Samper y Germán Pardo, se nos ocurrió volver el folleto una revista. Quisimos darle un tono más periodístico y cultural, con artículos que trascendieran el tema local de ex alumnos. En tres ediciones reconocimos el perfil de varios ex alumnos, pero también hicimos reportajes en el centro de la ciudad. Lastimosamente el proyecto fue cancelado, pues la Asociación pasaba por un momento económico difícil. Sin embargo, fue evidente nuestro interés por editar publicaciones y, en esa época, durante la rectoría de Leopoldo González, le propusimos crear el Fondo de Publicaciones del colegio, donde alcanzamos a publicar una serie de colecciones con temas pedagógicos y de literatura.

(LC): ¿Los ex alumnos del Moderno se parecen en algo?

(JSP): Sí, yo creo que muchos se pueden identificar por el humor, es muy característico, nos permite burlarnos de nosotros mismos y decirnos las cosas con mayor libertad.  

(LC): Siendo ex alumno y profesor del colegio ¿cuál cree que es la función del Moderno?

(JSP): La función del colegio es apórtale cada vez más y de manera positiva a la sociedad, tenemos una gran responsabilidad social y ambiental. Es nuestra función graduar personas de bien, responsables, autónomas, conscientes.

(LC): Ya para terminar, ¿qué consejo les daría a sus alumnos?

(JSP): Que les devuelvan a sus familias, a sus amigos y a la sociedad un poco de lo que han recibido. Que sean buenas personas; agradecidos, buenos hijos, buenos padres, buenos amigos, buenos estudiantes, buenos profesionales.